Deprecated: Required parameter $args follows optional parameter $depth in /var/www/vhosts/blog.quirumed.com/httpdocs/wp-content/plugins/soil-3.7.1/modules/nav-walker.php on line 38

Deprecated: Required parameter $output follows optional parameter $depth in /var/www/vhosts/blog.quirumed.com/httpdocs/wp-content/plugins/soil-3.7.1/modules/nav-walker.php on line 38
¿Cómo nos afecta el frío y cómo combatirlo?

¿Cómo nos afecta el frío y cómo combatirlo?

2017 ha comenzado con una bajada importante de las temperaturas en nuestro país, algo habitual en muchas zonas del norte y centro, pero nos ha sorprendido ver como ayer amanecían nevadas las playas de Alicante y la región de Murcia.

El frío es una gran causa de incomodidad para las personas cuando llega el invierno, pero además puede convertirse en un factor de riesgo para nuestra salud. Nuestro ritmo de vida hace que durante el día permanezcamos fuera de casa y exponemos a nuestro cuerpo a que sufra pérdida de calor por no estar suficientemente abrigados, por estar demasiado tiempo expuestos a corrientes frías de aire o por no tener una alimentación diaria adecuada.

Todos hemos sentido alguna vez los efectos del frío, pero ¿sabemos como reacciona nuestro cuerpo ante él?

EFECTOS DEL FRÍO EN NUESTRO CUERPO

Como hemos comentado anteriormente, hay zonas de nuestro país que están acostumbradas a pasar el invierno con temperaturas por debajo de los 0º. Sin embargo, en zonas del sur o levante, por norma general, el frío llega de repente y sin previo aviso desencadenando una serie de efectos en nuestro cuerpo a los que hay que prestar mucha atención.

  1. Con la bajada de termómetros nuestro cuerpo pierde más calor del que es capaz de generar. Por ello el organismo reacciona y los vasos sanguíneos se contraen para conservar la temperatura corporal a un nivel óptimo. Además comienza a generar un mayor gasto de calorías para convertirse en una especie de «termostato» natural.
  2. Todos tenemos un familiar o conocido que se queja de dolores articulares con la llegada del frío. No lo ignores pues ambos están muy relacionados dado que las articulaciones se vuelven más rígidas y están más contraídas que de costumbre. Este dolor se manifiesta sobre todo cuando ha habido antecedentes de lesiones o fracturas.
  3.  No hay que olvidar que, aunque a menor escala que en las articulaciones, los músculos también notan los cambios de temperatura, pues se tensan más de lo normal y por lo tanto se produce la contracción de los mismos. También se pierde elasticidad en los ligamentos y tendones.
  4. En general, pero más frecuente en personas mayores, el frío reduce nuestra capacidad de reacción a nivel mental y de motricidad. La respuesta de nuestro organismo es mucho más lenta y en ocasiones puede derivar en caídas o golpes. Cuando las temperaturas son extremas hay que elevar la protección y vigilancia de ancianos para prevenir estas situaciones.
  5. Si a nivel interno nos afecta en varios ámbitos, la piel es el órgano que más rápido sufre los efectos del frío. Si no hay una correcta protección, se empieza a generar una deshidratación y el agrietamiento de la epidermis. Es frecuente ver estos efectos en las zonas próximas a los labios o nariz, pues enseguida se produce enrojecimiento, inflamación y la descamación de la piel.

¿CÓMO COMBATIRLO?

Pese a que haya muchos efectos del frío en nuestro cuerpo, la buena noticia es que tenemos múltiples formas de protegernos de él y disminuir los problemas que hemos comentado anteriormente. ¿Quieres saber cómo?

  1. Es una reacción automática: abrigarte. Ciertas especies de animales son capaces de vivir en espacios con temperaturas extremas gracias a la capa de piel que les protege y su pelaje. Los humanos tenemos que recurrir a las prendas de abrigo para producir este efecto y preservar nuestro calor corporal. Es muy importante que la primera capa de abrigo sea de algodón, pues es un material idóneo para estos casos.
  2. Buena alimentación y ejercicio. También es una pauta evidente pero a veces se nos olvida su importancia. Es imprescindible ingerir alimentos que aporten calor a nuestro cuerpo, siempre con una selección variada. Y por otro lado, activar nuestro cuerpo con ejercicio. Dada la temperatura estos días es recomendable hacer algunos ejercicios en el hogar, por ejemplo con un pedalier, que te permitirá impulsar la actividad  del cuerpo y articulaciones.
  3. Mantener el calor cuando menos actividad tienes es fundamental, por ello la manta eléctrica te ayudará mientras estás descansando en el sofá o durmiendo. Es muy beneficiosa para la gente de edad avanzada pues sus acciones son mucho más limitadas y tienen más riesgos de quedar expuestos ante el frío. Además, piensa que puede ser el regalo perfecto para los familiares o amigos más frioleros, seguro que la utilizan más allá de estas semanas.
  4. La hidratación de la piel es fundamental, además de abrigarte, tienes que proporcionarle un aporte extra para evitar el agrietamiento. Una vez que las temperaturas se estabilicen, un peeling te ayudará a recuperar su estado y apariencia eliminando las capas más castigadas.

Con toda la información, ahora te toca a ti tomar medidas para protegerte y combatir estos días de temperaturas extremas. Esperamos que te ayuden algunas de las ideas que te hemos dado.

POSTS QUE TE PODRÍAN INTERESAR

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info