Efectos del suelo pelvico

Fortalece tu suelo pélvico y evita la incontinencia urinaria

El suelo pélvico y todo lo que está relacionado con su fortalecimiento está siendo uno de los temas más recurridos actualmente en fisioterapia. Los profesionales de la rehabilitación sabemos de la importancia de esta parte interna de nuestro cuerpo, ya que si no le prestamos la atención que requiere, puede afectar a nuestra calidad de vida.

¿Qué es el suelo pélvico?

Existe cierto desconocimiento entre las personas, tanto hombres como mujeres, sobre qué es el suelo pélvico y dónde se encuentra. Por ese motivo, creemos que sería interesante hablar del tema e intentar responder vuestras dudas.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos que se encargan de sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) de nuestro cuerpo. Por poner un símil y, que sea más fácil de entender, podríamos comparar el suelo pélvico con una cesta, donde el diafragma sería la tapa de la cesta, la parte delantera y los lados estarían formados por el trasverso del abdomen, la parte trasera sería la musculatura lumbar y la base correspondería a la musculatura del suelo pélvico.

Esta forma de imaginarse el conjunto del suelo pélvico nos da una idea de la forma que tiene en realidad. Por ello y, sabiendo lo que puede provocar un suelo pélvico débil (incontinencia urinaria, prolapsos, disfunción sexual, etc…) nos gustaría hablar de cómo podemos fortalecer el suelo pélvico.

Para solucionar los problemas de nuestros pacientes, desde Quirumed, hemos creado una selección de instrumentos para mejorar y fortalecer la zona del suelo pélvico.

¿Cómo fortalecer el suelo pélvico?

Los ejercicios de Kegel están indicados para fortalecer esta zona del cuerpo. Esta serie de ejercicios los podemos llevar a cabo tanto a nivel doméstico como en una clínica. Lo importante es que se ejecuten de forma correcta y que estén correctamente programados. Si cumplimos estas dos premisas, los ejercicios Kegel nos ayudarán a reforzar y fortificar estos músculos.

Arnold Kegel es el doctor que pensó en estos ejercicios para controlar la incontinencia urinaria de las mujeres después de dar a luz. Los resultados fueron satisfactorios, por lo que se decidió aplicar a hombres con incontinencia tras una operación de próstata, así como también a personas con incontinencia fecal.

Ejercicios Kegel para hombres y mujeres

Ejercicios de Kegel para mujeres

Los ejercicios de Kegel son fáciles de realizar y los puedes realizar en cualquier sitio. Esto es debido a que se trata de una musculatura interna. Pero, ¿cuáles son los pasos a seguir para realizar la tabla de ejercicios de Kegel? Presta atención.

  • Nos sentamos y colocamos nuestra cadera en posición neutra. Tenemos que intentar no irnos ni hacia delante ni hacia detrás.
  • Realizamos la contracción del suelo pélvico.
  • Mantenemos la contracción durante unos segundos.
  • Finalmente, relajamos los músculos pélvicos.

Estos sencillos pasos los repetiremos varias veces para fortalecer la zona pélvica. Al principio, es posible que nos cueste, pero con la práctica iremos mejorando y sintiéndonos mejor. En ocasiones, podemos contraer otra musculatura mientras realizamos dichos ejercicios. Al tratarse de una musculatura interna, lo más normal es que no nos demos cuenta, por eso hay que prestar especial atención.

Aparatos para tonificar el suelo pélvico

Para evitar contraer otros músculos mientras realizamos los diferentes ejercicios de Kegel, podemos ayudarnos del monitor de ejercicios Elvie, pues nos permitirá controlar la presión que estamos realizando. Este tipo de equipos están vinculados a una APP que indica si realizamos los ejercicios correctamente y permite realizar un seguimiento de nuestros progresos.

El suelo pélvico es un conjunto muscular que, al igual que ocurre con otros músculos de nuestro cuerpo, con el entrenamiento comenzaremos a notar los resultados. Para poder seguir mejorando, también podemos utilizar las bolas chinas, un instrumento muy utilizado en la actualidad por su peso y mayor presión. Con ellas, nuestro suelo pélvico ira cogiendo con el paso de los días mayor fuerza y dureza.

Por último, si queremos mejorar la contracción del suelo pélvico y, por consiguiente, combatir la incontinencia urinaria femenina, podemos utilizar los electroestimuladores vaginales. Gracias a este tipo de instrumentos, conseguiremos despertar nuestros músculos pélvicos y que estos mantengan su contracción.

En definitiva, los beneficios de entrenar el suelo pélvico son muy grandes, ya que, además de evitar una incontinencia urinaria o prolapsos de la musculatura, sirve para mejorar las relaciones sexuales. En ese sentido, es beneficioso para ambos sexos, ya que a los hombres les ayudará a evitar la eyaculación precoz, mientras que en las mujeres mejorará la fricción.

POSTS QUE TE PODRÍAN INTERESAR

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info